¡MEJOR imposible!

"Pepe era un compañero asombroso, animado y de buen humor, un motivador innato. Por grave que fuera la situación, siempre tenía algo bueno que decir. Si alguien le preguntaba cómo estaba, decía: "Mejor imposible".

Una vez le pregunté: "Pepe, cómo es posible ser una persona positiva todo el tiempo, nunca se te ve agobiado, preocupado o renegando de la vida como a todos nosotros. ¿Acaso no tienes problemas?".

"Claro que sí, pero aprendí una técnica que me enseñó mi abuelo y que todas las mañanas, sin falta, la practico", me contestó.

"¿Y en qué consiste esa técnica?", repliqué. "Es fácil, me miro al espejo yme digo: 'Pepe, hoy tienes dos opciones: estar de buen o de mal humor; y, obviamente, escojo la primera. Y cada vez que ocurre algo malo me pregunto: 'Pepe, ¿quieres dañar tú buen humor y amargarte ó aceptar la situación y aprender de ella?'. Obviamente yo escojo aprender de ella. Cada vez que alguién viene a pelear conmigo puedo elegir discutir o puedo evitar la confrontación y buscar el diálogo que nos permita encontrar juntos una solución. Cada vez que se presenta algo desagradable puedo estresarme y amargarme o buscar su lado positivo. Es una cuestión de elección, es uno quién decide cómo va a vivir la vida".

Con el tiempo perdí contacto con Pepe, hasta que un día me enteré de que había tenido un accidente: intentaron atracarlo y estuvo en peligro de muerte. Fuí al hospital a visitarlo, y cuando le pregunté, tontamente, cómo estaba, me contestó con un gran esfuerzo, pero con mucho entusiasmo: "Mejor imposible".

Conversamos un rato y finalmente, le pregunté qué había sentido cuando estaba en el suelo herido y sangrando. "Pues pensé que podía elegir entre vivir o morir, elegí vivir y cuando me llevaron al hospital y vi las caras de los médicos y las enfermeras, entré en pánico y me asusté. Uno de los médicos, con desesperanza, me preguntó si era alérgico a algo y le dije: 'Sí doctor, a las balas'. Se rompió el hielo y todos rieron. Entonces, desde el fondo de mi corazón, le dije: 'Estoy escogiendo vivir, opéreme como si fuera la única opción, haga lo mejor".

Pepe volvió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su actitud. Nuestra elección debe ser vivir plenamente, por eso la actitud es cuestión de vida."


Esta historia la saqué de la sección "Mente y espíritu" de Maytte,
de la revista ESTAMPAS. He aquí el motivo del porque ahor
digo cuando me preguntan cómo estoy, "MEJOR IMPOSIBLE"

6 comentarios:

σяαηgεℓ мαηυεℓ dijo...

Esto no es mas sino una simple enseñanza que tu mismo escoges como vivir, una vez mas queda demostrado el poder de la mente. VIVE, SE FELIZ, que la vida es un ratico. ^^ Paola<3

Carol Padalecki dijo...

MARGOT! Quisiera tener aquella fuerza que tiene Pepé porque en verdad me ha pasado en que digo: -Carajo ¿Y ahora que puedo hacer?

Y pues.. tal vez no de la misma forma, pero digo: -No voy a perder el tiempo en sentirme mal y sufrir por lo ocurrido. Mejor tomar acciones. Pensar sí es importante, pero más valen mis acciones.

Gracias a una amiga aprendí de eso. Y quizá sea la única persona con la que estuve de acuerdo con tantas cosas posibles como las innumerables veces en que nos necesitamos mutuamente.

Sólo quisiera que hubiera más personas como Pepé... pero ¿eso depende de nuestra actitud, o no?

Saludos Nicky.

Nicky dijo...

Exactamente Carol!!! Muchas gracias por tú comentario ♥ qué bueno que hayas aprendido cosas como esta por tú amiga, y hay un Pepe en cada uno de nosotros :) la cuestión es actuar y mostrar una sonrisa cuando vengan momentos díficiles... Es cómo dice Bon Jovi... Si el mundo se me viene a la cara yo digo: Ten un buen día ♫ :D

Patu dijo...

Graaande Pepe!!

Nicky dijo...

Sin duda x'D

Hєαðαcнє dijo...

Ojala yo siguiese ese ejemplo... lo hago pero a veces. Ya conocia el texto, aunque no en el mismo lugar que vos xD Nicky.. seamos " pepas " en la vida ;) jajajaja

La verdad es que:

Es tan corto el amor y tan largo el olvido ...